Más allá de la letra: la biblioteca de Roberto Juarroz

Pero, sobre todo, la biblioteca es una espera
Que va más allá de letra,
Más allá del abismo.
La espera concentrada de acabar con la espera,
De ser más que la espera,
De ser más que los libros,
De ser más que la muerte.
Roberto Juarroz, “La biblioteca”.

La BNMM anuncia un nuevo ingreso a su acervo: la biblioteca personal del poeta, bibliotecario, crítico, académico y ensayista argentino Roberto Juarroz (1925 – 1995).

Juarroz nació en el seno de una familia de ascendencia vasca en Coronel Dorrego, un pueblo de la Pampa Húmeda. Su padre era el jefe de la estación de ferrocarril y posteriormente mudó a su familia a Adrogué; allí, Juarroz se desempeñó como bibliotecario en el Colegio Nacional. Estudió Bibliotecología y Ciencias de la Información en la Universidad de Buenos Aires, donde posteriormente ejerció la docencia y dirigió el Departamento de Bibliotecología y Documentación. Perfeccionó su formación en La Sorbona y se desempeñó como bibliotecario en la OEA y en la UNESCO.

Traducción de un poema de Juarroz en una postal francesa

 

Miembro de número de la Academia de Letras, fue crítico cinematográfico y bibliográfico y dirigió la revista Poesía = Poesía entre 1958 y 1965. Su obra poética fue vertida a varios idiomas y está reunida— exceptuando una colección de poemas realistas— en Poesía vertical, una serie de volúmenes numerados que apareció en catorce entregas entre 1958 y 1997. Recibió numerosos premios y reconocimientos a su labor poética. Tradujo a varios poetas extranjeros, entre los que se destaca Antonin Artaud.

Poema manuscrito de Juarroz en un libro de Aldous Huxley.

Su biblioteca es la huella de un itinerario que combina varias disciplinas y campos del saber: consta de unos 15.000 volúmenes, en su mayoría de literatura —sobre todo poesía—en lengua castellana y francesa. Incluye también libros de bibliotecología, filosofía y cultura general. Algunos libros están anotados y comentados profusamente, se intercalan papeles y notas mecanografiadas y manuscritas (propias y ajenas).

Entre los libros, primeras ediciones de García Márquez y Cortázar, entre otros.

 

 

La donación fue realizada por iniciativa de su hija, Ileana Juarroz, y su viuda, Laura Cerrato, en cumplimiento de los deseos del poeta. Estará disponible a la brevedad para su consulta pública.